13 de agosto de 2016

#NiUnaMenos #NiUnaMas #13A ALERTA CON EL DEPREDADOR EMOCIONAL


Al fin y al cabo, el miedo de la mujer a la violencia del hombre

es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo
(Eduardo Galeano)

La violencia no es solo matar a otro. Hay violencia cuando usamos una palabra denigrante, cuando hacemos gestos para despreciar a otra persona, cuando obedecemos por miedo. La violencia es mucho más sutil, mucho más profunda

(Jiddu Krishnamurti)


"Y si algún día alguien te amenaza o siquiera te roza agrediéndote, tienes que dejar esa relación inmediatamente hija, no hay promesa que valga" Son las palabras que mi padre me repetía siempre a la par del valor del respeto a una misma. Mi madre me enseñó a valorarme y a hacerme respetar. Lamentablemente no todas tenemos esa suerte. Muchas personas han crecido observando violencia entre sus padres, tanto que ya no les llama la atención. La violencia familiar condena a todos sus miembros, repercute en todos, nos victimiza a todos, Pierina, la muñeca rota y el silencio de quienes pudieron ayudarte niños agredidos, violados, asesinados, la violencia no distingue sexo, edad, cultura... 

El movimiento #NiUnaMenos se inicia en México, con la frase "Ni una muerta más" de Susana Juárez que en 1995 exigía la aclaración de mujeres asesinadas. Murió violada y asesinada. Argentina, Chile y Uruguay fueron los países pioneros que marcharon Ni una menos - Wikipedia


El feminicidio en América Latina ha aumentado, lo peor es que el 98% de los casos continúan impunes (Onu Mujer 2016) Los casos son muchos, las leyes benignas con los agresores. Leyes que para proceder, exigen que la agredida denuncie a su agresor olvidando que en muchos casos la víctima sufre Síndrome de Estocolmo y no todas consiguen reponerse para denunciar Sujeto que desfiguró a su conviviente está libre En Perú vimos un claro ejemplo cuando Lady Guillén niega repetidas veces la agresión de su pareja 






CINDY CONTRERAS En Perú fue increíble ver la agresión que sufrió Cindy Contreras Hecho que fue grabado y transmitido en lo noticieros a nivel nacional



L
a indignación general se desbordó tras ver que una jueza liberó al agresor de Cindy Contreras Ministerio de la mujer condena liberacion de sujeto que agredio a su expareja en hotel



LA VIOLENCIA FÍSICA SE EVIDENCIA... PERO ¿Y LA VIOLENCIA EMOCIONAL...?


Muchas personas sufren en silencio. Aprendamos a detectar las señales de alerta para poder ayudar de manera efectiva.  La Psicologa Pilar Muñóz trata claramente el tema.

El depredador emocional (o vampiro emocional) ejerce un sub tipo de maltrato, mucho más peligroso que el maltratador violento, físico que lo manifiesta.  Al igual que los animales depredadores que capturan a sus presas, el depredador humano busca víctimas alegres, con fuerza espiritual, optimistas, virtudes que el depredador no tuvo. Hay diferencia entre el psicópata y el depredador, el psicópata nunca ha tenido emociones, el depredador si las tuvo, pero se desconectó en la infancia. No las buscan como compensación, sino para anularlas. 

No hay diferencia de género, edad, cultura. Se da entre la familia, pareja, hermanos, trabajo, amistades. Mientras mayor sea el vínculo con la víctima, mayor será el peligro ante un depredador emocional pues requieren de tiempo y cercanía para generar el encantamiento, el vínculo con su presa. La crean imperceptible hacia el resto, si es con la pareja, la ejercen de tal manera que ni siquera los hijos se dan cuenta, eso es lo terrible.


Existen dos tipos de depredadores: peligrosos o muy peligrosos     


El depredador es absolutamente normal, nunca es líder, pero el grupo los percibe como peligrosos. Busca el desmantelamiento moral, personal y sociológico de su víctima. Incluso muchos depredadores consiguen que la víctima termine con su vida. 


El depredador se siente muy inferior y lo suple con mecanismo freudiano de compensación: son arrogantes y elocuentes. Tratan pésimo a su víctima, la vejan la ningunean, la humillan, la desprecian. Tienen una desconexión muy fuerte entre sus emociones y su mente, Son tan capaces como camaleónicos, mentirosos, simulan emociones a la perfección. Resentidos y rabiosos. Aparentan ser personas con buena conducta y posición moral, pura fachada. De niños eran los que tiraban la piedra y escondían la mano, buscan y anhelan el protagonismo. Aparentan ser muy controlados, estables, sociales con fuerte necesidad de ser admirados, tacaños, ansias desmezuradas de exito y poder. Son débiles en momentos de crisis
Los hay despóticos, no expresan sus deseos, todo lo ordenan, lo imponen. Son radicales y fundamentalistas. Irrespetuosos y agresivos

No se les distingue inmediatamente al conocerlos. Demoran en elegir a su víctima. Solo se manifiestan cuando ya hizo el vínculo (matrimonio, contrato, etc) 

1)  Eligen a su víctima

2)  La aislan de su entorno cortando lazos afectivos con familia y amigos
3)  Hacen que la víctima dependa emocionalmente del depredador anulando su 
     autoestima, logrando su total desmoronamiento
4) Se autoproclama como salvador y mentor de la víctima
5) Es impredecible, cuestiona toda acción de su víctima, las usa, las trata como
    objetos
6) El depredador nunca permitirá que su víctima se escape y como última fase se
    aleja de su víctima porque sabe que ya la tiene segura
7) Las víctimas ni sienten ni padecen. Están anestesiadas bajo un control constante,
    las culpan de todo. La víctima padece ruptura del yo encerrada en la cárcel de su
    depredador.
8) Lo increíble es que la familia no se percata de nada.

Sacar a la víctima de las fauces de un depredador lleva años, pues psicológicamente no pueden existir sin su depredador. Es necesario que se den cuenta, que pueden terminar lo que están viviendo. Urgente rescatar los lazo, contar la situación a las personas más cercanas aunque las haya alejado.   
Revalorar el yo, darse cuenta que todo lo que afirmaba su depredador para anularla era falso 





Muchas personas sufren en silencio. Luchemos contra la violencia SI. Pero no solo por la violencia hacia la mujer sino para erradicarla de todo ser de paz, niños inocentes, adultos, ancianos... En memoria de las víctimas que la violencia no nos gane, que no se nos haga costumbre. Apoyemos todos desde nuestra propia trinchera sin partidarismos oportunistas. No es una lucha de género limitativa. No le pongamos falda a lo que necesita fuerza y corazón, no señoras. La violencia nos mata a todos, no solo a las mujeres... A TODOS.


Estemos muy atentos
Que la violencia no nos gane
Que no se nos haga costumbre
 







Imagen: Lima Gris

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates